Nuestras especialidades

Déjanos tus datos y te llamamos GRATIS

Terapia familiar

Los problemas familiares vienen derivados de conflictos afectivos no resueltos entre los miembros de la familia, ya sea en la propia pareja, entre hermanos o entre los padres y los hijos.

Pueden desarrollarse como consecuencia de acontecimientos inesperados y también son generados por situaciones que afectan el núcleo familiar aunque la causa del malestar o el conflicto se produce fuera de la familia afectando al equilibrio familiar.

Cuando la familia no puede resolver las situaciones de conflicto por estar implicados afectivamente es fundamental la escucha de un tercero para construir una nueva unidad familiar, donde los conflictos se resuelvan de otra manera. La familia es una estructura viva que tiene entidad propia y se puede ver perturbada frente a cualquier situación de cambio. Por eso, la terapia familiar aporta soluciones saludables ante los cambios.

La terapia de familia se puede llevar a cabo con la participación de los miembros de la familia, o de los afectados o por parte de uno de ellos.

Cuando uno modifica su propia estructura de pensamiento, también modifica las relaciones con la familia ya que esta es una unidad, cualquier cambio en uno de sus integrantes transforma la estructura general, produciendo así un beneficio global.

Contacto

Pide cita ya

He leído y acepto la Política de Privacidad.